Día internacional del cáncer infantil

Los niños son especialmente vulnerables a diversas enfermedades, y es fundamental que los padres de familia estén atentos a los signos que puedan indicar un problema de salud más grave. Por eso, aquí exploraremos algunos de los indicadores clave que deben tener en cuenta para detectar el cáncer:

  • Bultos en el cuello: si notas la presencia de bultos, especialmente si son persistentes o se acompañan de otros síntomas como fiebre o pérdida de peso, es importante buscar atención médica.
  • Crecimiento abdominal anormal: un aumento inesperado podría indicar posibles problemas médicos.
  • Anomalías en los ojos: puntos amarillos o rojizos en la zona ocular podrían ser señales de patologías subyacentes.
  • Dolores en las piernas: cuando los niños se quejan de dolores en las piernas que no están relacionados con el ejercicio físico habitual, es importante prestar atención.
  • Síndromes febriles intermitentes: los episodios de fiebre que aparecen y desaparecen deben considerarse un motivo de consulta.  Pueden ser indicios de enfermedades malignas o infecciosas que requieren una evaluación médica exhaustiva.
  • Palidez y somnolencia: cualquier cambio significativo en el aspecto físico de los niños, como palidez o somnolencia inusual, merece atención.
  • Manchas moradas o puntos rojos en la piel: la aparición de morados o puntos rojos sin haber experimentado traumatismos es motivo de preocupación.

 

Reconocer estos síntomas a tiempo es crucial para un diagnóstico oportuno y un tratamiento eficaz en caso de ser necesario.

Abrir chat
1
SOHEC
Hola, ¿en qué podemos ayudarte?
Call Now Button